Get Adobe Flash player
Salud Alimentación Nutrición Fitoterapia Terapias Naturales Desarrollo Personal Espiritualidad 3ª edad Tu casa, tu planeta Otras secciones
Quiénes somos
Productos
Consejo de asesores
Colaboradores
Cursos y eventos
Directorio
Enlaces
Suscríbete
Publicidad
Contacto
   
EFECTO MESETA: ¿Porqué no adelgazo?<br><br>Secuelas. Maltrato Infantil<br><br>Cáncer. Sanación con Visualización Creativa.<br><br>Liberación de creencias. Dinero y esperitualidad.
Año 6 / Número 31
 
volver >
RELACIONES
Las necesidades relacionales



Una de las premisas principales del Análisis Transaccional Integrativo es la necesidad de relación y el contacto es el medio por el que se satisface esta necesidad.
Según Eric Berne los seres humanos tenemos hambres o necesidades psicológicas básicas que mueven nuestro comportamiento. Estas son:

-La necesidad de estimulación. La estimulación es tanto interna (sensaciones y emociones) como externa y proporciona el sistema de información necesario para guiarnos en la satisfacción de nuestras necesidades básicas.
-La necesidad de darnos estructura. Es el motor para organizar nuestra experiencia, para construir nuestras configuraciones perceptivas: visuales, auditivas, táctiles, kinestésicas. Es una tendencia innata a dar un significado a la experiencia y a hacerla predecible y darle continuidad a lo largo del tiempo. Responde a la necesidad de  respondernos a las tres cuestiones existenciales de ¿Quién soy yo?, ¿Quiénes son los otros para mi?, ¿Qué hago en este mundo?
-La necesidad de estar en una relación con otros significativos en nuestras vidas que nos provean de afecto, cuidado y protección. Las relaciones se construyen a través del contacto interpersonal que incluye el estímulo del contacto físico y el reconocimiento validador del otro acerca de las cualidades y de la existencia de uno mismo.

El contacto implica contacto interno (con uno mismo: los propios pensamientos, fantasías, sensaciones, necesidades, comportamientos, …) y con otros (relación). El ser humano sólo puede madurar y crecer a través de una relación con otros significativos. Las heridas que todos arrastramos son consecuencias de los fallos en el contacto que hemos tenido con los demás a lo largo de nuestro desarrollo. Cuando hay un fracaso (incomprensión) en la relación con otro significativo, “cerramos” generalmente la experiencia de fracaso y dolor de una forma dolorosa (“no importo”, “no valgo”, “soy raro”) que implica también la pérdida del contacto con nuestro interior. Vamos marginando y apartando de la consciencia aquello que nos duele o aquello que creemos será rechazado por los demás.

La insatisfacción de las necesidades en la relación con los demás se experimenta como anhelo, vacío, soledad; también se manifiesta como frustración, agresividad y enfado, y como una pérdida con el contacto interno. Las rupturas prolongadas de relación provocan pérdida de fuerza, de esperanza y creencias limitadoras de guión del tipo “No intereso a nadie”.

Así pues, las necesidades relacionales incluyen la necesidad de contacto interpersonal. Estas son las siguientes:

1. Necesidad de seguridad: Responde a la necesidad de ser vulnerables (sensibles) y estar en armonía con otros y conlleva la  respuesta de proporcionar protección en forma de seguridad física y afectiva, y respeto. Comunica no verbalmente “tus necesidades son normales  y aceptables para mi “, total aceptación y protección y estima incondicional.

2. Necesidad de Validación, confirmación y sentirse importante : Implica la necesidad de sentir que nuestra experiencia (afectos, fantasías, creencias, …) es válida, importante y aceptada por el otro.

3. Necesidad de Aceptación por parte de una figura protectora:  Es la necesidad relacional de ser aceptado por otra persona que sea consecuente, fiable, y fidedigna; es la búsqueda de protección y guía que puede manifestarse como una idealización del otro. También puede manifestarse en la búsqueda de protección cuando experimentamos una exageración de las emociones o de las fantasías.
Se satisface cuando el otro  reconoce tácitamente de la necesidad de idealizar como demanda de protección.            

4. Necesidad de Confirmación de la experiencia. Se manifiesta por la necesidad de tener la experiencia confirmada a través del deseo de estar en la presencia de alguien que es similar, que entiende porque él o ella ha tenido una experiencia parecida.

5.Necesidad de Autodefinición: En la que el modo de ser único (singularidad) de la persona puede manifestarse y ser aceptado por el otro  sin ser humillado.

La respuesta en sintonía es el apoyo a la diferencia y ver como normal la necesidad de autodefinirse. Respetar al otro  aún en la discrepancia.

6. Necesidad de tener impacto: se refiere a tener una influencia que afecte al otro en alguna manera deseada. Surge cuando se atrae activa y eficazmente la atención del otro y tiene lugar un cambio en la conducta o afecto del otro (ejemplo: compasión ante la tristeza).
   
La satisfacción de esta necesidad se da cuando solicitamos la crítica del otro sobre la propia conducta y hacemos los cambios necesarios para ajustarnos a él.

7. Necesidad de que el otro tome la iniciativa. Conseguir que el otro tome la iniciativa hacia las necesidades de uno.

La satisfacción ocurre cuando  comenzamos el diálogo, nos sentamos cerca del otro, hacemos una llamada telefónica .

8. Necesidad de expresar amor. es un componente importante de las relaciones. Se expresa a menudo amor a través de la gratitud callada, del agradecimiento, dando afecto, o haciendo algo para la otra persona. La sintonía con la necesidad relacional de la persona de expresar amor consiste en la aceptación con agrado por parte del terapeuta o del otro de la gratitud del primero y de expresiones corteses de afecto, así como reconociendo la función normal del amor en el mantenimiento de una relación importante.

Como en todo principio homeopático, la cura de los traumas relacionales se encuentra en la relación humana, para aquellas personas en las cuales la ausencia de satisfacción de las necesidades relacionales es acumulativa, se requiere una sintonía con las necesidades relacionales consistente y fidedigna y una implicación por parte del psicoterapeuta o de los otros que reconozca, valide, y normalice las necesidades relacionales y los afectos relacionados.
Autor:    Mario Salvador. Director de Alecés. Instituto de Desarrollo Humano. Docente y Supervisor Internacional en Psicoterapia Integrativa. Analista Transaccional por EATA-ITAA e IIPA
Año 3 / Número 11
Pág. 28
  DESTACAMOS:
·· La Psicología Positiva en la Tercera Edad
·· Sistema de Ayurveda
·· La medicina chamánica
·· La leche: El gran alimento innecesario
·· Soluciona la impaciencia con la Terapia Floral
·· Las enfermedades psicosomáticas y su tratamiento homeopático


volver >
SABER ALTERNATIVO, C.B.   |   info@saberalternativo.es Aviso legal   |   Créditos
Quiénes somosProductosConsejo de asesoresColaboradoresCursosGuíaSuscríbetePublicidadContactoRecomendar a un amigo