Get Adobe Flash player
Salud Alimentación Nutrición Fitoterapia Terapias Naturales Desarrollo Personal Espiritualidad 3ª edad Tu casa, tu planeta Otras secciones
Quiénes somos
Productos
Consejo de asesores
Colaboradores
Cursos y eventos
Directorio
Enlaces
Suscríbete
Publicidad
Contacto
   
EFECTO MESETA: ¿Porqué no adelgazo?<br><br>Secuelas. Maltrato Infantil<br><br>Cáncer. Sanación con Visualización Creativa.<br><br>Liberación de creencias. Dinero y esperitualidad.
Año 6 / Número 31
 
volver >
YOGA TIBETANO
Yoga Tibetano: el secreto de los lamas.



El Yoga Tibetano tiene su origen en la tradición Bón (religión chamánica indígena del Tíbet, anterior al Budismo). En épocas remotas los ermitaños del Tíbet desarrollaron numerosos movimientos para evitar enfermar y potenciar la salud. Así se fue desarrollando el Yoga Tibetano, basado en la Medicina Tradicional Tibetana, siendo conservado y transmitido en los numerosos monasterios budistas como una técnica que se enseñaba y practicaba entre los monjes budistas.

El Yoga Tibetano es un estilo de Yoga que se fundamenta en las asanas, o posturas del Hatha Yoga con algunas variaciones importantes, pero que en su práctica está muy cercano a otros tipos de Yoga. La diferencia es que lo practicamos no solamente para nosotros mismos, sino que ofrecemos sus efectos a modo de sanación espiritual para los demás, ya sean amigos o enemigos. Es un Yoga que trabaja con los principios filosóficos del Bodhisattva, que considera que su “liberación” espiritual solamente es útil si es para ayudar a otros, y enfoca su “trabajo interior” en función de esa ayuda desinteresada.

En occidente se dieron a conocer a principios del siglo XX los llamados “Cinco Ritos Tibetanos”, que son cinco ejercicios sencillos que, según los monjes del Himalaya, ayudan a equilibrar las hormonas restableciendo la salud. Era practicado desde hace siglos por lamas y monjes budistas.

En este número de “Saber Alternativo” vamos a conocer la primera seria de Yoga Tibetano Tong Leng denominada “Armonizar los Cinco Elementos”, que son muy útiles para integrar el cuerpo y la mente, a la vez que tonifica todo el aparato músculo-esquelético.

 

“ARMONIZAR LOS CINCO ELEMENTOS”

 

 

1º.  “EL GANSO SALVAJE BEBE AGUA”. Elemento éter.

Indicado para superar los desequilibrios psicofísicos.

Técnica: Piernas abiertas al doble de ancho que los hombros. Pies paralelos. Bajar la cabeza y elevarla. Soltar el aire al bajar e inhalar al subir. Hacerlo lentamente, espalda recta. Las piernas no deben doblarse. Repetir 7 veces. Las manos en la cintura, mirando hacia arriba. Inspirar al subir y espirar al bajar.

 

 

2º.  “EL YAK EMBISTIENDO”. Elemento tierra.

Indicado para superar patologías de calor, por exceso de “fuego”.

Técnica: Piernas abiertas a doble de ancho que los hombros. Pies paralelos. Bajar hombro y pecho derecho a la pierna izquierda, luego a la derecha. 7 veces con cada pierna. Lentamente. Manos en la cintura mirando hacia abajo. En este caso invertimos la respiración: Inspiramos al bajar y espiramos al subir.

 

 

 

 

 

3º. “EL CABALLO SALVAJE”. Elemento aire.

Indicado para armonizar emociones alteradas.

Técnica: Piernas ligeramente abiertas (ancho de los hombros aprox.). Pies paralelos. Manos en la cintura. El tronco se inclina a la izquierda, luego a la derecha. Se repite 7 veces por cada lado. Soltamos el aire al doblar el tronco y lo soltamos al elevarlo.

 

 

 

4º. “EL HALCÓN VOLANDO”. Elemento fuego.

Indicado para dolencias crónicas, cansancio, pérdida de la vitalidad.

Técnica: Como el primer ejercicio (“Ganso Salvaje”) pero con las piernas juntas y sin doblar las rodillas. Repetir siete veces.

 

 

5. LA MONTAÑA QUE SE ELEVA”. Elemento agua.

Indicado para fortalecer los pulmones, exceso de flema, asma, apatía, desmotivación, contracturas musculares. Desequilibrios de frío.

Técnica: Pies juntos. Una mano agarra la otra. Estirar todo el cuerpo y mientras elevamos los brazos inhalamos; después bajamos los brazos y vamos soltando al aire lentamente. Se repite siete veces con cada mano. La espalda debe estar recta y los brazos se elevan sobre la cabeza.

 

 
 

BENEFICIOS DEL YOGA TIBETANO:
Entre los principales beneficios que reporta la práctica de yoga tibetano figuran los siguientes:
• Mejorar la calidad de vida.
• Limpia los “chakras”.
• Previene desórdenes emocionales y energéticos.
• Ayuda a disminuir la ansiedad.
• Potencia el “despertar” de la mente.
• Mejora la memoria y la concentración.
• Proporciona mayor capacidad cardiopulmonar.

* Nos ayuda a desarrollar “metta” (compasión y benevolencia).

Autor:    Javier Akerman| http://www.centrocuerpomente.blogspot.com
Año 5 / Número 25
Pág. 27
  DESTACAMOS:
" La intuición
" La fiebre
" El ADN energético
" Prepararse para las vacaciones
" Diez consejos para reir plenamente


volver >
SABER ALTERNATIVO, C.B.   |   info@saberalternativo.es Aviso legal   |   Créditos
Quiénes somosProductosConsejo de asesoresColaboradoresCursosGuíaSuscríbetePublicidadContactoRecomendar a un amigo