Get Adobe Flash player
Salud Alimentación Nutrición Fitoterapia Terapias Naturales Desarrollo Personal Espiritualidad 3ª edad Tu casa, tu planeta Otras secciones
InicioProbióticosEnzymasOrtomolecularOligoelementosSales de ShullerAminoácidosÁcidos GrasosAntioxidantesSuplementos especiales
Quiénes somos
Productos
Consejo de asesores
Colaboradores
Cursos y eventos
Directorio
Enlaces
Suscríbete
Publicidad
Contacto
   
EFECTO MESETA: ¿Porqué no adelgazo?<br><br>Secuelas. Maltrato Infantil<br><br>Cáncer. Sanación con Visualización Creativa.<br><br>Liberación de creencias. Dinero y esperitualidad.
Año 6 / Número 31
 
Ortomolecular volver >
MINERALES
El Yodo



La mayor parte del yodo en el planeta se encuentra en los océanos.
CDR: 150 mcg para adultos, de 70 a 120 mcg para niños (dependiendo de la edad)
PRINCIPALES FUNCIONES CORPORALES

El yodo funciona como un componente esencial de las hormonas de la glándula tiroides, glándula endocrina situada en la parte inferior del cuello. Las hormonas tiroideas regulan un gran número de procesos fisiológicos, incluyendo crecimiento, desarrollo, metabolismo y función reproductora.

Absorción y regulación

El yodo se absorbe del intestino como yoduro, y el exceso se excreta en la orina. Bajo condiciones normales, su absorción es mayor del 90%. El cuerpo de un adulto contiene un promedio de 20 a 50 mg de yodo, y su mayor parte se encuentra en la glándula tiroides. Ésta capta aproximadamente 60 mcg de yodo por día para producir cantidades normales de hormona tiroidea.

VALORACIÓN DEL ESTATUS NUTRICIONAL

-Signos y síntomas de deficiencia:
La falta de yodo en la dieta provoca varios problemas de salud, uno de los cuales es el bocio, o agrandamiento de la glándula tiroides, así como el hipotiroidismo. Los síntomas de baja función tiroidea (hipotiroidismo) incluyen fatiga, estreñimiento, depresión, piel seca, ganancia de peso, e intolerancia al frío. La carencia de yodo durante el embarazo puede llevar al cretinismo, retardo mental y otros problemas que pueden se permanentes en el niño.

-Signos y síntomas de exceso:
Por otra parte, un exceso de yodo en la dieta podría dar lugar a hipertiroidismo, enfermedad en la que la glándula tiroides funciona más de lo debido y que generalmente se manifiesta en forma de ansiedad, insomnio, taquicardia y palpitaciones. Sin embargo, no es muy común que se presenten problemas por exceso de yodo.
En cuanto a la ingesta máxima tolerable, el Comité de Expertos en Vitaminas y Minerales del Reino Unido (EVM), en su informe de 2003, estimó que asumiendo una ingesta de yodo de 0,94 mg/día (equivalente a 0,015 mg/Kg de peso/día, en un adulto de 60 Kg.) no produce efectos adversos.

- Analíticas
La prueba de laboratorio más común para evaluar el estado nutricional del yodo es a través de la orina.
Otras pruebas son medir la función tiroidea y el análisis mineral del cabello.

FUENTES ALIMENTARIAS Y COMPLEMENTOS DIETÉTICOS MINERALES

La deficiencia de este mineral a sido prácticamente erradicada en los países desarrollados gracias a la aportación de la sal yodada. Sin embargo en los países poco desarrollados y en aquellas zonas de España en las que el suelo es pobre en este mineral, como en algunas zonas de Granada, León, Galicia, Extremadura y Navarra, existe riesgo de que la población presente falta de yodo en la dieta.

-Fuentes alimentarias
La cantidad de yodo presente en los alimentos depende de la cantidad de yodo en el terreno donde han crecido los vegetales, así como de la cantidad administrada en la dieta de los animales. El pescado de mar, las algas y la mayoría de las hortalizas cultivadas cerca del mar son una excelente fuente de yodo. El contenido de yodo se ve reducido al cocinar los alimentos. La sal marina y la sal yodada , así como las algas Kelp aportan una gran cantidad de yodo.

-Complementos dietéticos
Las dos formas más comunes de complementar el yodo son el yoduro potásico (inorgánico) o a través del aporte de algas Kelp (yodo orgánico)

PRINCIPALES APLICACIONES POTENCIALES

-Cánceres del sistema reproductor femenino. Investigaciones indican que consumir algas kelp (muy ricas en yodo) aumenta la duración del ciclo menstrual, lo que a su vez provoca menor riesgo de cáncer de mama, ovario y endometrio.

-Control del peso. Una de las funciones de la hormona tiroidea es controlar la eficiencia en la cual las grasas son quemadas para producir energía. Por ello, aquellos que tienen una tiroides con baja actividad (hipotiroidismo) son más propensos a la obesidad. Para ello la toma de yodo mejoraría esta función tiroidea.

-Crecimiento y desarrollo. Es muy importante asegurar un adecuado status de yodo en bebés, niños y durante el embarazo, para mejorar el crecimiento, así como el desarrollo cerebral.

-Enfermedad mamaria benigna. Se ha encontrado que la suplementación con yodo inorgánico o caseinato de yodo es efectiva para tratar los síntomas de la mastopatía fibroquística, con remisiones en aproximadamente un 90% de los pacientes.

-Función tiroidea. La principal función del yodo es producir hormonas tiroideas activas, éstas impactan en muchos aspectos como el metabolismo celular, la temperatura corporal, crecimiento y desarrollo, función reproductiva, salud mamaria, salud del pelo y piel... La falta del yodo puede conducir al Bocio, que se manifiesta como aumento de la tiroides, con la consiguiente inflamación de la base del cuello.

-Inmunodepresión. La falta de yodo está asociada con actividad microbicida reducida de los leucocitos polimorfonucleares.

-Transtornos del aprendizaje. Diversos estudios han demostrado que la falta de yodo dificulta el aprendizaje.

INTERACCIONES

Las deficiencias de selenio, vitamina A, zinc o hierro pueden exacerbar los efectos de deficiencia de yodo.
Algunos alimentos se han denominado bociógenos, ya que pueden provocar (crudos y en dosis muy elevadas) bocio. Éstos son, el repollo, coliflor, coles de Bruselas, brócoli, mostaza, mijo, soja, linaza cruda, la mandioca, los boniatos, las habas de Lima, el maíz, los cacahuetes y el mijo. Estos alimentos aumentan la necesidad de yodo. Estos efectos bociógenos desaparecen con el cocinado de estos alimentos y sólo serían preocupantes si la ingestión de yodo es baja.

PRECAUCIONES / CONTRAINDICACIONES

Las dosis elevadas sólo podrán ser empleadas bajo atenta supervisión médica. Se ha de tener en cuenta que los individuos con deficiencia de yodo, bocio nodular o enfermedad tiroidea autoinmune pueden ser más sensibles a niveles de ingesta considerados seguros para la población en general. Los niños con fibrosis quística pueden ser asimismo más sensibles a los efectos adversos de un exceso de yodo.
La ingestión elevada de yodo se ha asociado con erupciones de la piel similares al acné, por lo que en casos de acné se desaconseja el empleo de altas dosis de yodo.

REFERENCIAS

Heztel BS, Clugston GA. Iodine. In: Shils M, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds Nutricion in Health and Disease. Vol 9th. Baltimore: Williams & Wilkins; 1999:253-264.
Dunn  JT. What’s happening to our iodine? J Clin Endocrinol Metab. 1998;83 (10): 3398-3400.
Food and Nutrition Board, Institute of Medicine. Washington, DC: Nacional Academy Press, 2002
Expert group of Vitamins and Minerals, Safe Upper Levels for Vitamins and Minerals. May 2003
Autor:    Mikel García Iturrioz. Experto en Nutrición y Medicina Biológica. Por cortesía de Laboratorios Solgar
Año 2 / Número 9
Pág. 7
  DESTACAMOS:
·· El Método Pilates
·· Crear presente en la sombra: Gestalt y Teatro
·· La jubilación
·· Mensajes olorosos
·· Acupuntura
·· Psicología energética
·· Ayuno, terapia poderosa de curación


volver >
SABER ALTERNATIVO, C.B.   |   info@saberalternativo.es Aviso legal   |   Créditos
Quiénes somosProductosConsejo de asesoresColaboradoresCursosGuíaSuscríbetePublicidadContactoRecomendar a un amigo