Get Adobe Flash player
Salud Alimentación Nutrición Fitoterapia Terapias Naturales Desarrollo Personal Espiritualidad 3ª edad Tu casa, tu planeta Otras secciones
Quiénes somos
Productos
Consejo de asesores
Colaboradores
Cursos y eventos
Directorio
Enlaces
Suscríbete
Publicidad
Contacto
   
EFECTO MESETA: ¿Porqué no adelgazo?<br><br>Secuelas. Maltrato Infantil<br><br>Cáncer. Sanación con Visualización Creativa.<br><br>Liberación de creencias. Dinero y esperitualidad.
Año 6 / Número 31
 
volver >
INTOXICACIÓN
Intoxicación por metales pesados



Desde la época de la revolución industrial los niveles de contaminación han ido en aumento de forma notable. Entre los contaminantes más importantes se encuentran los metales pesados. Estos no se degradan con facilidad una vez emitidos, permaneciendo en el medioambiente durante cientos de años en algunos casos, contaminando el agua, la tierra y los alimentos.
El contacto humano con los metales pesados y su posterior intoxicación se produce a través de las aguas contaminadas, el aire, los alimentos, exposición profesional o las amalgamas dentales (que es una de las más importantes), afectando de forma definitiva la salud del ser humano.

Los metales pesados son perjudiciales  porque compiten con los minerales sanos (zinc, selenio, hierro…) y esto afecta a la forma de aprovechar los nutrientes que ingerimos y a las reacciones químicas. Se van acumulando de forma lenta en distintos órganos alterando su correcto funcionamiento.

Se puede sospechar de una intoxicación por metales pesados en casi todos los pacientes que no responden a los distintos tratamientos (suponen el 75% de los problemas de  salud) y mientras no se eliminen estos, la mejoría será solo transitoria y al poco tiempo volverán a encontrarse con el mismo problema u otro distinto sin encontrar una mejoría  duradera.

FUENTES DE LOS METALES PESADOS Y VÍAS DE ABSORCIÓN
En el ámbito laboral, un gran número de actividades laborales implica el contacto y la manipulación de metales, con el  consiguiente riesgo de intoxicación. Algunos ejemplos son: la minería, las industrias de la transformación, fundiciones y metalurgia en general, y los dentistas por su exposición al mercurio y níquel. Pero la población en general entra en contacto con ellos a través del aire (insecticidas, aerosoles, gasolina hasta hace poco tiempo…), el agua (a través del cloro y otros productos para potabilizarla), el pescado (tiene un alto índice de mercurio), los conservantes que se le añaden a los distintos alimentos, los empastes dentales (una de las fuentes mas importantes de intoxicación ) así como distintos medicamentos, sobre todo, aquellos que se usan para mejorar las digestiones y las vacunas …
 
En cuanto a la absorción, lo hacen por distintas vías: respiratoria, digestiva y cutánea y  se acumulan en el organismo en distintos órganos y sistemas creando diversas patologías que, de no tratarse correctamente, pueden mantenerse durante un tiempo prolongado.
  
Por todo esto es importante saber donde se encuentran, cuales son sus efectos, y que hacer si tenemos intoxicación por ellos.


ALUMINIO

Fuentes
Está presente en conservantes, aditivos, agentes emulsionantes, utensilios de cocina, en la potabilización del agua se emplean formas químicas de Al; dependiendo del PH de la tierra las plantas pueden absorberlas por sus raíces, distintos métodos de envasado de alimentos. Entre los medicamentos que contienen aluminio están los antiácidos, suplementos de calcio, antidiarreicos líquidos para diálisis, soluciones nutritivas, las vacunas (tienen como adyuvante compuestos de aluminio). Entre las víctimas más vulnerables a la intoxicación aguda se encuentran los neonatos prematuros alimentados por vía intravenosa y los pacientes sometidos a alimentación parental. También es utilizado en cosmética, en  cremas dentales, desodorantes antitranspirantes.
  
Efectos
Está relacionado con las pérdidas de memoria, el alzheimer y otros trastornos mentales propios de la vejez, debilidad de la mucosa digestiva, reduce la absorción de selenio y fósforo.
    
Entre los principales síntomas se encuentran el dolor abdominal, irritaciones gastrointestinales, ablandamientos de huesos, nauseas, anemia…


ARSENICO

Fuentes
Los compuestos del arsénico se han empleado como plaguicidas en la agricultura, en conservantes de la madera, en la industria del vidrio y de la cerámica y también está presente en los alimentos marinos, especialmente en los moluscos. En el aire el arsénico se instala por la combustión del carbón y la fundición de los metales.

Efectos
Es un agente carcinogénico humano, en piel y pulmón. Altera e inhibe distintas enzimas. Puede provocar anorexia, pérdida de peso, debilidad y malestar general, alteraciones gastrointestinales, dermatitis, problemas de mala absorción, insuficiencia hepática, alteraciones en la cantidad de glóbulos rojos y blancos o problemas neurológicos.

MERCURIO

El mercurio puede afectarnos aun antes de haber nacido. Si una  madre tiene amalgamas o las ha tenido, es muy fácil que el bebe venga con una gran intoxicación de mercurio. En investigaciones llevadas a cabo con madres sanas y que siendo portadoras de  amalgamas morían, se vio que los fetos tenían hasta diez veces más concentración de mercurio que las madres Es uno de los más tóxicos  y que más afecta a la salud del ser humano.

Fuentes
Las fuentes de intoxicación más importantes están en : el pescado, (debido a la contaminación de los mares); los insecticidas, algunos medicamentos que regulan la presión sanguínea, las vacunas, el traspaso de la madre al feto a través de la placenta y al bebé a través de la leche materna. Pero la más importante entra a través de los empastes.
En la masticación se sueltan iones de mercurio por lo que después de comer el mercurio está más elevado (durante unas dos horas hasta 100 veces más).
La barrera hemato-encefálica  situada entre los vasos sanguíneos y el sistema nervioso central actúa de filtro ante las sustancias tóxicas que intentan llegar a él, pero el mercurio la traspasa sin dificultad y llegan así directamente al cerebro. La mayoría de las enfermedades del sistema nervioso están provocadas por el mercurio y demás tóxicos que lo alcanzan por la debilidad de esta BHE que se debilita frente al  mercurio.
El mercurio también se difunde a través de las encías, las raíces dentales y la mandíbula hasta el SNC.

Efectos
Sus efectos son muy amplios y actúan a distintos niveles:
Psíquicos: ansiedad, inestabilidad emocional, cansancio crónico, disminución de la memoria, depresiones, hiperactividad de los niños, esclerosis múltiple, parkinson….
Físicos: dolores crónicos, pérdida de pelo, manos y pies fríos, problemas de infertilidad, anemia, cándidas, alergias, perturbaciones hormonales, sabor metálico en la boca, sangrado de encías, etc.
Estructurales: muchas de las dolencias músculo-esqueléticas están relacionadas con la intoxicación por mercurio: ciáticas, lumbalgias, dolores de espalda generalizados.


PLOMO

Fuentes
Se encuentra en ciertas pinturas, hasta hace poco tiempo en las gasolinas, algunos envases, insecticidas, tuberías de abastecimiento de aguas.

Efectos
Desplaza en procesos enzimáticos minerales como calcio, cobre, zinc y manganeso. Las consecuencias son especialmente para la química cerebral y del sistema  nervioso, baja la inmunidad reduciendo la resistencia a los virus y bacterias. Puede aparecer dolor de cabeza y muscular, estreñimiento, dificultad para concentrarse, anemia.


DIAGNOSTICO  Y  TRATAMIENTO
Las cantidades de metales pesados en el cuerpo no se pueden medir mediante análisis de sangre; estos se fijan rápidamente a las distintas partes del cuerpo (hígado, riñón, intestino, nervio vago …) y ahí se quedan; y no se ven cantidades elevadas ni en las heces ni en  la orina, la sangre o el vello (principales métodos de diagnósticos habituales).

Para medir los metales es necesario utilizar sustancias que los atraigan y los movilicen para expulsarlos del cuerpo para lo que se utilizan  una serie de productos llamados quelantes.

Prueba DMPS: Uno de los quelantes más utilizados es el DMPS, una sal a la que se adhieren los metales para excretarse a través de la orina y las heces. A los 60 minutos de haberlo inyectado se analiza la orina en busca de metales pesados. Es una  forma rápida de diagnóstico y eficaz para eliminarlos de los tejidos, aunque no del sistema nervioso, pero no exenta de efectos secundarios.

Otros métodos utilizados:
Análisis del cabello: Se analiza el cabello en busca de metales pesados  pero solo daría positivo si el cuerpo los estuviera eliminando.
Prueba del chicle: se emplea para demostrar que se desprende mercurio de los empastes de amalgama.
Kinesiología: Con esta  técnica  se puede saber  la contaminación del cuerpo y de los distintos órganos afectados o dañados, así como el tratamiento más adecuado.
Análisis del tejido con una tomografía: Sirve para descubrir si el tejido está contaminado con metales pesados. En los portadores de amalgamas suelen ser la corteza cerebral, la hipófisis y la mandíbula.
También se usan quelantes naturales.
Clorella: Ésta actúa movilizando los metales y excretándolos a través de orina o las heces.
Vitamina C: Está indicada en la intoxicación de aluminio, arsénico. Mejora su eliminación al tiempo que lucha contra los radicales libres.
 Selenio: Las personas con intoxicaciones crónicas suelen ser deficitarias de estos nutrientes.
Cilantro: Moviliza los distintos metales presentes en el cerebro y sistema nervioso central.
Ajo: Contiene azufre que se combina con el metal y facilita su expulsión.
Rumex crispus: Aparte de ser un quelante, tiene la capacidad de limpiar de insecticidas y pesticidas alojados en el intestino.
MSM: Trabaja a nivel intracelular.
Carbón activado: Para absorver tóxicos que se eliminen a través de las heces.

La terapia de desintoxicación debe ser individual para cada paciente según el nivel de intoxicación y los órganos implicados. Así mismo la duración de la terapia que puede variar desde pocas semanas a varios meses.
Autor:    Loly Picallo. Naturópata-Kinesióloga
Año 2 / Número 10
Pág. 28
  DESTACAMOS:
·· Hidroterapia y deporte
·· Intoxicación por metales pesados
·· Salud bucal
·· El camino de los sueños
·· Meditación tibetana
·· La hipnosis clínica


volver >
SABER ALTERNATIVO, C.B.   |   Tel. 986 431 331   |   info@saberalternativo.es Aviso legal   |   Créditos
Quiénes somosProductosConsejo de asesoresColaboradoresCursosGuíaSuscríbetePublicidadContactoRecomendar a un amigo