Get Adobe Flash player
Salud Alimentación Nutrición Fitoterapia Terapias Naturales Desarrollo Personal Espiritualidad 3ª edad Tu casa, tu planeta Otras secciones
Quiénes somos
Productos
Consejo de asesores
Colaboradores
Cursos y eventos
Directorio
Enlaces
Suscríbete
Publicidad
Contacto
   
EFECTO MESETA: ¿Porqué no adelgazo?<br><br>Secuelas. Maltrato Infantil<br><br>Cáncer. Sanación con Visualización Creativa.<br><br>Liberación de creencias. Dinero y esperitualidad.
Año 6 / Número 31
 
volver >
CÁLCULOS BILIARES
Tratamiento de los cálculos biliares desde un enfoque holístico



La vesícula biliar es un pequeño órgano en forma de pera, situado debajo del hígado y cuya función es almacenar la bilis, una sustancia de color amarillo-verdosa producida por el hígado y compuesta de sales biliares, bilirrubina, agua, colesterol, entre otras sustancias. La bilis es expulsada por la vesícula hacía el intestino delgado para favorecer la digestión de los alimentos. Pero cuando la secreción biliar se estanca en la vesícula favorece que se formen arenillas o cálculos biliares.

¿CÓMO SE FORMAN LOS CÁLCULOS BILIARES?

Para la medicina clásica, parece ser que los cálculos se pueden formar porque se altera el contenido de la bilis o cuando la vesícula o se vacía adecuadamente y se produce una retención prolongada  de su contenido.

Desde el punto de vista holístico, consideramos a la persona como un todo y de esa forma, la vesícula no es solamente  l almacén de la bilis sino también la caja de las emociones.
Para el homeópata Dr Sananes, “ la vesícula biliar es el órgano de la decisión ” y por otra parte, refiere que la “cólera inhibe la producción de bilis como ocurre en Nux Vomica, mientras que la ansiedad la aumenta”. Sananes , nos dice que “cuando la bilis se evacua defectuosamente la persona se siente triste, malhumorada e incluso se encoleriza con facilidad y puede llegar a un estado de cierta melancolía”.
 
Para la Medicina Biológica, los cálculos aparecen cuando los mecanismos de eliminación de toxinas son insuficientes y se forman depósitos de esas toxinas en un intento defensivo de que no se expandan por el resto del cuerpo afectando a otros órganos. En esta fase de deposito (*) podemos encontrar como depósitos de toxinas en  orma de quistes, verrugas, miomas, adiposidades, gelosas etc.
 
SINTOMATOLOGÍA

Es frecuente que los cálculos no produzcan síntomas; sin embargo, si aumentan de tamaño o bien obstruyen vías biliares puede aparecer dolor intenso en la zona superior derecha del abdomen o dolor entre los omóplatos, náuseas, vómitos, fiebre, indigestión, gases, etc. y en algunos casos, cólico biliar. En Homeopatía, se tienen en cuenta todos los síntomas físicos y psíquicos que nos relata el paciente, aunque aparentemente no tengan mucho que ver con los cálculos biliares.

DIAGNÓSTICO

En algunos casos, los cálculos se descubren por casualidad. En otros, es necesario análisis, ecografía abdominal, colecistografía, y  T.A.C. o endoscopia en los casosmás dudosos.  En nuestro enfoque holístico, elhistorial  omeopático, el test de  lectroacupuntura de Voll y la Kinesiología nos proporcionan una interesante información, e incluso en los casos asintomáticos nos pueden hacer sospechar de su presencia aunque el paciente consulte por otros síntomas.

TRATAMIENTO

Los casos asintomáticos, la medicina clásica no los trata, sólo recomienda vigilarlos y modificar hábitos como evitar la vida sedentaria, la obesidad, los anticonceptivos y el estreñimiento. Reducir la ingesta de carnes, embutidos, pescados azules, mariscos, yema de huevo, grasas, azúcares y harinas refinados, el exceso de sal, chocolate, lácteos, quesos y bebidas alcohólicas. Y no abusar de las aguas minerales.
 
En el enfoque holístico, sería interesante evitar todo aquello que provoque acidez del medio interno, ya que esa condición favorece la descalcificación. Recordemos el Proyecto Cornell Oxford- China de Nutrición, Salud y Medio Ambiente que se inició en 1983 que demostró que los lácteos roban mucho más calcio del que aportan y favorecen la aparición de picos de loro en las articulaciones, cálculos renales y biliares, placas calcificadas que obstruyen arterias, cataratas en los ojos, etc. Son interesantes como alternativas a los lácteos y aporte de calcio, las leches de cereales, la leche de soja (sin abusar), las algas y las semillas de sésamo.
En Fitoterapia  existen plantas que estimulan la producción y secreción de la bilis como la alcachofa, el boldo, el  ábano, el diente de león, la cúrcuma y el romero.
 
(*)Reckeweg describe seis fases de enfermedad, según la acumulación de sustancias tóxicas:

1. Fase de excreción, en la que el organismo elimina intensamente toxinas acumuladas.

2. Fase de reacción.  Cuando el organismo ya no es capaz por si mismo de eliminar las toxinas y aparecen reacciones inflamatorias. Y cuando las dos fases anteriores resultan insuficientes aparece:
3. Fase de depósito.
 
Para la Medicina Biológica y la Homeopatía  es el momento de actuar. Nos encontramos en la fase de depósito, las toxinas se están acumulando y necesitamos ayudar al organismo a que se depure. Los tratamientos homeopáticos deben ser individualizados según las manifestaciones físicas y psíquicas de cada persona y le ayudarán a encontrar y el equilibrio tanto emocional como físico.
Autor:    Otilia Quireza. Médico Homeópata
Año 3 / Número 12
Pág. 22
  DESTACAMOS:
·· La sal. Nuestro enemigo oculto y necesaria para el cuerpo
·· Un hogar sin química
·· Terapia craneosacral en bebés, niños, embarazadas y 3ª edad
·· El insomnio
·· Medicina natural para los trastornos sexuales
·· La resilencia en la tercera edad: La fortaleza ante las adversidades


volver >
SABER ALTERNATIVO, C.B.   |   Tel. 986 431 331   |   info@saberalternativo.es Aviso legal   |   Créditos
Quiénes somosProductosConsejo de asesoresColaboradoresCursosGuíaSuscríbetePublicidadContactoRecomendar a un amigo