Get Adobe Flash player
Salud Alimentación Nutrición Fitoterapia Terapias Naturales Desarrollo Personal Espiritualidad 3ª edad Tu casa, tu planeta Otras secciones
Quiénes somos
Productos
Consejo de asesores
Colaboradores
Cursos y eventos
Directorio
Enlaces
Suscríbete
Publicidad
Contacto
   
EFECTO MESETA: ¿Porqué no adelgazo?<br><br>Secuelas. Maltrato Infantil<br><br>Cáncer. Sanación con Visualización Creativa.<br><br>Liberación de creencias. Dinero y esperitualidad.
Año 6 / Número 31
 
volver >
ESPONDILITIS ANQUILOSANTE
Tratamiento intregral de la espondilitis anquilosante



La Espondilitis Anquilosante (EA) es una enfermedad reumática inflamatoria, crónica, de causa desconocida, aunque en algunos casos, la enfermedad aparece en pacientes predispuestos después de la exposición a una infección intestinal o del tracto urinario.
Suele afectar más a hombres que a mujeres y puede iniciarse entre los 20 y 30 años de edad. Se caracteriza por inflamación de la columna vertebral y articulaciones sacro iliacas. El dolor es de comienzo insidioso, lento y pau¬latino en la mayoría de los casos, y suele afectar a la zona lumbar y sacro iliaco. Cuando el dolor se irradia a las nalgas y cara posterior del muslo, puede confundirse con una ciática. En sus formas más graves, puede afectar a toda columna vertebral y a las articulaciones periféricas, ocasionando dolor, rigidez vertebral, pérdida de movilidad y deformidad articular progresiva. En algunos casos, puede comenzar con inflamación de rodillas, tobillos, articulaciones de los dedos del pie o en las zonas de inserción de ligamentos y tendones provocando dolor en el talón, dolor en el tendón de Aquiles, etc. La enfermedad puede afectar también a las válvulas de corazón y al ojo (uveítis).
El dolor empeora en las últimas horas de la noche y primeras de la madrugada, despertando al paciente y obligándole a levantarse de la cama y pasear por la habitación para no¬tar alivio. La postura flexionada suele mejorar el dolor por lo que es frecuente cierto grado de cifosis en personas que no reciben tratamiento.
El dolor que empeora durante el descanso nocturno y la pérdida de movilidad en la región lumbar, pueden ser manifestaciones precoces de la EA, aunque NO TODO DOLOR LUMBAR EN UNA PERSONA JOVEN, CORRESPONDE A UNA ESPONDILITIS ANQUILOSANTE.

La EA pertenece al grupo de las espondiloartropatías que incluye también a la artropatía psoriásica, la Enfermedad de Reiter y artropatías asociadas a enfermedad de Crohn y Colitis ulcerosa crónica inespecífica. Todas ellas comparten el marcador genético común, HLA-B27, que aparece en la mayoría de los individuos afectados.
Sin embargo, el factor reumatoideo es negativo en el 100% de los casos de EA, lo que permite hacer el diagnóstico diferencial con la Artritis reumatoide. 

El tratamiento médico se basa en los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs). Se recomienda fisioterapia, ejercicio, caminar, para conservar la movilidad de las articulaciones y evitar la deformación paulatina de la columna vertebral. Así como adoptar una postura correcta durante el descanso nocturno. Se desaconseja el sedentarismo y fumar. 
MEDICINA INTEGRAL DE LA ESPONDILITIS ANQUILOSANTE
Desde el punto de vista de la medicina holística, un paciente diagnosticado de Espondilitis Anquilosante es estudiado en su globalidad no en función del diagnostico que nos aporta.
Desde el enfoque de la Medicina Biológica, el historial clínico va a recoger la descripción de cada uno de los síntomas, con las sensaciones que percibe el paciente, las modalidades de empeoramientos y mejorías (frío, calor, humedad, movimiento, reposo, etc.), y los síntomas concomitantes como por ejemplo el estreñimiento.
Se da una especial importancia a la secuencia crono patológica de todas las enfermedades padecidas por el paciente antes de la aparición de la EA, y tendrán especial interés, las enfermedades víricas o bacterianas. De esta manera podremos hacer una secuencia de enfermedades que pudieron ir poniendo los primeros escalones para llegar a la EA.
Otro pilar muy importante en los pacientes con EA es la dieta. La descripción detallada de sus hábitos nos permitirá conocer las posibles deficiencias nutricionales que se deberán corregir, así como la acidez que ese tipo de dieta puedo producir en el paciente.
Estudiar el estado anímico, como vive la persona su enfermedad y los acontecimientos estresantes sufridos antes de la aparición de los síntomas son de vital importancia
DIAGNOSTICO
La Organometría funcional o Electroacupuntura de Voll, permite hacer un completo y detallado estudio energético de la persona. Encontrando en personas con EA con bastante frecuencia, alteraciones en el meridiano de Riñón e Hígado-Vesícula Biliar. Meridianos que, por otra parte, controlan el buen funcionamiento y desarrollo de huesos, músculos, tendones y ligamentos.
La EAVoll nos va a indicar la presencia de posibles focos interferentes, alergias, el estado de ánimo, la capacidad del organismo para drenar las toxinas hacia el exterior, etc.
Test mediante los imanes (Par Bio magnético) permite detectar y tratar los posibles reservorios de virus, bacterias, parásitos y hongos, que pueden estar entre los factores desencadenantes de la enfermedad.
TABLA DE LAS FASES DE LA HOMOTOXICOLOGIA
Si tenemos en cuenta que las fases de las Homotoxicología son 6: reacción (la más leve)-inflamación-depósito-impregnación-degeneración y neoplasia (la más grave). Nuestra intención será llevar al paciente a fases menos graves a través de los medicamentos antihomotoxicógicos.
TRATAMIENTO
El tratamiento nunca será sintomático sino integral. Si se han detectado cicatrices o focos interferentes se procederá a su tratamiento con la Terapia neural de Huneke o con la terapia de Biorresonancia.
DIETA
Tras los resultados de la Organometría funcional, y el test de Medicina ortomolecular se puede diseñar una dieta adecuada para cada paciente. Se pondrá especial interés en que la dieta sea ligeramente alcalinizante, ya que una dieta que provoque un pH ácido va a favorecer la descalcificación, el endurecimiento y la rigidez. El pH en orina debe estar entre 6,8 y 7,2 y si la dieta no consigue ese pH ligeramente alcalino, será necesario alcalinizar el medio interno mediante la toma de alcalinizantes.
En algunos casos, se puede recomendar tomar zumo de apio y endibia en el desayuno, lo que   ayudará a la desintoxicación general y alivio el dolor. El apio no solo es un gran desintoxicante sino también remineralizante y tiene efecto alcalinizante. Es un buen diurético, laxante y muy rico en potasio, calcio, magnesio, azufre, zinc, hierro y vitaminas C y B. Es antioxidante, y combinado con silicio puede ayudar a renovar el tejido conjuntivo.
Es conveniente hacer un tratamiento de la disbiosis intestinal, no sólo modificando la dieta, sino haciendo una limpieza intestinal y aportando prebióticos y probióticos.
Según el equipo del Dr Ebringer, “una dieta baja en almidón ha producido resultados positivos en el tratamien¬to de EA. Han identificado a la bacteria Klebsiella pneumoniae como uno de los desencadenes de la hiperreacción del sistema inmunitario en el caso de espondiloartopatías. Esta bacteria reside en el intestino grueso se alimenta de polisacáridos, y fundamentalmente del almidón. Al disminuir el almidón de la dieta se consigue disminuir la población de Klebsiella del organismo, disminuyendo así la reacción del sistema inmunitario y a su vez, los síntomas”.
TERAPIAS DE DETOXIFICACION
Si tras la exploración física se detectan acúmulos de toxinas en forma de nódulos musculares (gelosas), se puede utilizar la Terapia de Regeneración Matricial (Vega MRT). Es una terapia de desintoxicación de las toxinas retenidas en la matrix extracelular. Esta terapia arrastra las toxinas hacia la superficie para favorecer su eliminación, deshace las gelosas y activa la circulación sanguínea y linfática.
 
TERAPIA DE BIORRESONANCIA
La Terapia de Biorresonancia permite normalizar aquellas ondas electromagnéticas alteradas en la persona enferma, y de esa manera armonizar el organismo que va empezando a notar alivio de sus síntomas. La Auriculoterapia puede completar el tratamiento en caso de dolor.
MEDICAMENTOS HOMEOPATICOS Y ANTIHOMOTOXICOLOGICOS
No existe un tratamiento estandarizado de homeopatía en estos casos, pero es conveniente comenzar con tratamientos de detoxificación y drenaje para posteriormente dar medicamentos más específicos según el cuadro clínico del momento. El abanico de productos que podemos utilizar es muy amplio y carecen de efectos secundarios.
Localmente se puede masajear la zona dolorosa con una mezcla de jengibre y aceite de sésamo. O pomada de Traumeel y Zeel alternativamente.
Se aconseja practicar natación, yoga o pilates. Y aprender alguna técnica de relajación que favorecerá la oxigenación de los tejidos como la meditación, EFT entre otros.

Autor:    Dra. Otilia Quireza, Médico Homeópata Col 4551
Año 5 / Número 27
Pág. 8
  DESTACAMOS:
" La bulimia, más que un problema de alimentación
" Cómo sanar la depresión con oligoelementos
" Tratamiento integral de la espondilitis anquilosante
" Trabajo personal y amor sin condiciones


volver >
SABER ALTERNATIVO, C.B.   |   info@saberalternativo.es Aviso legal   |   Créditos
Quiénes somosProductosConsejo de asesoresColaboradoresCursosGuíaSuscríbetePublicidadContactoRecomendar a un amigo