Get Adobe Flash player
Salud Alimentación Nutrición Fitoterapia Terapias Naturales Desarrollo Personal Espiritualidad 3ª edad Tu casa, tu planeta Otras secciones
Quiénes somos
Productos
Consejo de asesores
Colaboradores
Cursos y eventos
Directorio
Enlaces
Suscríbete
Publicidad
Contacto
   
EFECTO MESETA: ¿Porqué no adelgazo?<br><br>Secuelas. Maltrato Infantil<br><br>Cáncer. Sanación con Visualización Creativa.<br><br>Liberación de creencias. Dinero y esperitualidad.
Año 6 / Número 31
 
volver >
LOS ESGUINCES
Como tratar los esguinces ,cotusiones,desgarros musculares y heridas con plantas medicinales



Cuando nos damos un golpe o sufrimos un esguince e incluso una herida surge a menudo la duda de cómo debemos actuar. ¿Basta simplemente con lavar y bien con agua y jabón o podemos aplicar alguna sustancia que nos de mas seguridad de que estamos haciendo lo correcto? ¿Contamos con plantas medicinales que nos puedan ayudar en estos casos?
 
 Realmente contamos con unas cuantas plantas que nos pueden ser de gran ayuda no en casos sencillos si no en casos más graves.
CONTUSIONES, ESGUINCES, TIRONES, DESGARROS MUSCULARES….
El esguince es una torcedura violenta de una articulación que puede derivar en rotura de fibras musculares o ligamentos. Produce fuerte dolor local, hinchazón y derrame.
Por su parte, la contusión es una lesión de los tejidos subcutáneos causada por un golpe, y que normalmente no presenta herida externa. En fitoterapia se utilizan plantas con acción fundamentalmente vulneraria, antiinflamatoria, sedante y antirreumática
 
Este tipo de lesiones tienen en común que no existen heridas abiertas  con lo que hay pocas posibilidades de que se infecten, si bien pueden ser muy molestas  y dolorosas e incapacitarnos para la realización de cualquier movimiento.
Hay plantas que nos pueden ser  de gran ayuda en este tipo de procesos:ARNICA, CONSUELDA, CEBOLLA, ACEITE DE HIPERICO, CALENDULA,  HARPAGOFITO, LAVANDA Y ROMERO.

LA ÁRNICA: destaca por encima de los demás es una planta que no debería faltar en ningún botiquín familiar. Sus beneficios se deben a la acción sedante del dolor (analgésica), activa los mecanismos de reabsorción y aclara los hematomas. La tintura es la forma más usual de utilizarla en contusiones y también en heridas.
Tintura de árnica: para uso externo, como cicatrizante y desinfectante de heridas. Macerar durante nueve días una cantidad proporcional de flores de árnica en alcohol de 70º; utilizar una tela para colar y exprimir las flores maceradas. Para aplicar diluir una cucharilla de tintura en cuatro de agua aplicar el líquido en aquellas zonas que no tengan heridas abiertas (luxaciones, traumatismos, flemones, contusiones, reumatismos, etc.).
 

La Consuelda: Es otra planta excelente planta para tener en cuenta, sobre todo para preparar cataplasmas. Su efecto medicinal se debe a la gran cantidad de alantoina  que contiene. Esta sustancia limpia las secreciones  de heridas licuando el pus que se pueda haber formado y reparando mas rápidamente los tejidos. Actúa como la árnica reabsorbiendo y calmando el dolor en golpes, esguinces... En estos casos aplicar crema,  aceite o alcohol de consuelda.
Cocimiento de raíces: Las raíces de  consuelda bien limpias se dejan hervir lentamente hasta formar una especie de papilla y utilizarla para colocar directamente sobre las heridas.
-Cataplasma de Consuelda  Se llena un tarro de  boca  ancha  con raíces de consuelda cortada muy fina  se cubre  con aceite de oliva. Cerrar herméticamente  el tarro y guardar .En caso de esguinces  se aplica una cataplasma de la raíz empapada en aceite  se cubre con una venda y se deja puesta toda la noche.
 

LA CEBOLLA: Es una buena aliada  con  la que contar para resolver esguinces y contusiones. La mejor forma de utilizarla es en rodajas muy finas  y añadirle agua o miel y dejarla macerar unas horas y luego aplicarla como cataplasmas.
Entre capa y capa de la cebolla hay una especie de tela muy fina. Si la aplicamos sobre una herida esta cicatriza más rápido y se reduce el riesgo de infección.
Aceite de Hipérico: Sus hojas vistas al trasluz parece que están agujereadas; en realidad son pequeñas vesículas que están llenas de aceites esenciales y resinas.
El hipérico vía interna se usa como un buen antidepresivo, en las distonias vegetativas  e incluso en  la enuresis  nocturna

EL HIPÉRICO: El hipérico vía interna se usa como un buen antidepresivo, en las distonias vegetativas  e incluso en  la enuresis  nocturna. Para el caso que nos ocupa se usa vía externa en forma de aceite.
Aceite de Hipérico: Sus hojas vistas al trasluz parece que están agujereadas; en realidad son pequeñas vesículas que están llenas de aceites esenciales y resinas. Para preparar este aceite ponemos las  sumidades floridas frescas de hipérico en aceite de oliva de buena calidad, ponerlas en un bote de cristal,  limpias de polvo se trocean y se introducen en el bote y se vierte el aceite de oliva de tal manera que las cubra completamente. Se deja macerar 40 días cerca de una ventana bien iluminada en la que entre el sol. Remover suavemente con un palito de madera cada día. Colar por medio de una fina gasa estrujándola bien. El aceite obtenido tendrá un color rojizo intenso. El aceite así preparado se utiliza a nivel externo contra las contusiones, golpes y sobre todo heridas abiertas. Al año de prepararlo se deshecha.
 
LA CALÉNDULA: El uso interno de esta hierba no es tan frecuente como su uso externo. Es muy utilizada para cicatrizar heridas,  úlceras, llagas, como antiséptico y antiinflamatorio.
Se utiliza en cocimientos de hojas frescas o secas, hervidas a fuego lento durante 15 minutos, se dejan Reposar 5 minutos tapado, filtrar y lavar las heri¬das con un paño limpio. Se deben realizar sesiones de 10 minutos 3 veces por día.
En torceduras, también  se emplean las hojas frescas directamente sobre la Zona afectada.
Otra forma de utilizarla es la pomada de caléndula.
Pomada da de caléndula:
 Ingredientes:
1/2 litro de aceite de oliva
100 gramos de flores de caléndula secas  o 300 gramos de frescas.
60 gramos de cera virgen.
Poner en un recipiente el  aceite y las flores de caléndula. Calentar esta mezcla durante una hora a baño María a fuego muy bajo, Pasando este tiempo  sacar las flores   machacándolas  en el mortero y volver a añadir junto con la cera virgen. Se pasa por tamiz la mezcla  guardándola  en tarros.
 
Harpagofito: Aunque no es una planta especial para esguinces y contusiones, se ha utilizado  durante siglos en las enfermedades reumáticas. En la medicina tradicional, el harpagofito o Garra del diablo es uno de los antiinflamatorios naturales más potentes, siendo esa la clave de su gran éxito en la medicina natural, para tratar diversos problemas como el reumatismo y dolores articulares. Cuenta con sustancias que le confieren los efectos analgésicos y antipiréticos.
El Harpagofito es particularmente activo, en situaciones que causan dolor e inflamación, como la tendinitis, osteoartritis, la artritis reumatoide, dolor de espalda y dolor de cuello.

 

LAVANDA: Es un remedio eficaz para calmar los nervios, en caso de ansiedad, irritabilidad, insomnio, taquicardia y migrañas. De su aceite esencial destaca la acción calmante, antiséptica y cicatrizante. En uso tópico se aplica en baños y compresas para tratar dolores reumáticos, infecciones cutáneas, heridas, picaduras de insectos, etc.
 

 ROMERO: Es una planta  rica en principios activos y ejerce su acción sobre numerosos órganos. Las hojas y sumidades floridas de romero contienen taninos,  vitamina C y  acido rosmarínico. Pero el  componente más importante, es la esencia de romero, que  le confiere una acción tónica y estimulante sobre el sistema nervioso y circulatorio.
En  su uso externo es antiséptico, analgésico, cicatrizante, y también un excelente estimulante del cuero cabelludo. Las formas de utilizarlo son el alcohol, el aceite y compresas.
 El  alcohol de romero. Puede ser hecho en casa para aliviar las zonas donde se hayan producido esguinces o torceduras, dolores de tipo reumático, neuralgias... A veces aumenta la temperatura de la zona sobre la que se aplica, y puede ir acompañado de un enrojecimiento de la misma.
 Preparación: se dejan  macerar 250 gramos de sumidades floridas en un litro de alcohol durante nueve días.
-Aceite de romero. Se prepara poniendo un puñado grande de hojas y flores en medio litro de aceite de oliva en un frasco bien tapado, durante una semana. El contenido se cuela y se guarda en un lugar seco y fresco. Sus aplicaciones son análogas a las del alcohol de romero.
El romero también se usa externamente en forma de compresas o baños de inmersión y es notable su efecto para aliviar dolores reumáticos y  el cansancio muscular.

 
Como podéis comprobar contamos con muchas plantas que nos pueden ser de gran ayuda en este tipo de procesos y lo más importante sin efectos secundarios para nuestra salud.

Autor:     Dolores Picallo | Kinesiologa Holística Naturopatía Masaje http://www.saberalternativo.es/spa/enlaces.asp?nar1=6&nar2=9
Año 5 / Número 26
Pág. 19
  DESTACAMOS:
" Regalos de la colmena
" El yoga de la risa
" Cómo tratar los esguinces de forma natural
" Migrañas
" La sinusitis
" Hablar sin hacer daño


volver >
SABER ALTERNATIVO, C.B.   |   info@saberalternativo.es Aviso legal   |   Créditos
Quiénes somosProductosConsejo de asesoresColaboradoresCursosGuíaSuscríbetePublicidadContactoRecomendar a un amigo