Get Adobe Flash player
Salud Alimentación Nutrición Fitoterapia Terapias Naturales Desarrollo Personal Espiritualidad 3ª edad Tu casa, tu planeta Otras secciones
Quiénes somos
Productos
Consejo de asesores
Colaboradores
Cursos y eventos
Directorio
Enlaces
Suscríbete
Publicidad
Contacto
   
EFECTO MESETA: ¿Porqué no adelgazo?<br><br>Secuelas. Maltrato Infantil<br><br>Cáncer. Sanación con Visualización Creativa.<br><br>Liberación de creencias. Dinero y esperitualidad.
Año 6 / Número 31
 
volver >
FANGOTERAPIA
Los baños de fango y barro: Fangoterapia

Tipos y usos

La Fangoterapia es una terapia que no es nueva, no ha surgido de una moda dentro del mundo de terapias naturales, sino que el uso de barros para mejorar la salud se remonta hace muchos años, en épocas de romanos, griegos y egipcios y si observamos la naturaleza los animales suelen hacerse baños de barro y fango de una manera instintiva y natural.
El principio por el que se usaban los barros como remedio para diversas dolencias era el pensamiento de que la tierra es un elemento vivo, y por lo tanto transmite a nuestro cuerpo sus propias energías, ayudando a reactivar y estimular las funciones naturales del mismo.

El poder de transmisión de los fangos, lodos o barros, bien sea en frío o en caliente, proporciona a la piel y la sangre todos los principios activos de los minerales y oligoelementos necesarios para reestablecer el metabolismo y el equilibrio natural. Los fangos están formados por agua y minerales existentes en la tierra hierro, azufre, magnesio, manganeso, calcio, zinc, fósforo, cobre, oligoelementos y minerales geológicos como feldespato, micra, cuarzo, silicatos, etc. Cuando se evapora el agua, el fango queda exento de contaminación, ya que la humedad favorece el desarrollo de bacterias, al conservar todas sus propiedades es más concentrado y por lo tanto resulta más activo.

INDICACIONES Y USOS

Los barros o fangos se pueden aplicar con diferentes usos:

-Ideal para mejorar la circulación y celulitis: actúa sobre la circulación sanguínea, consiguiendo que llegue a todas las células del cuerpo.

-Ideal para la piel y el acné: limpia y purifica nuestra piel además deeliminar el exceso de grasa del cutis y posee una acción remineralizadora y reequilibrante del PH.

-Indicado en casos de heridas leves y picaduras de insectos: ya que realiza una acción antiséptica y desinfectante, favorece la regeneración celular y ayuda a la cicatrización.

- En caso de golpes y contracturas: realiza una acción antiinflamatoria, debido a su alta capacidad de absorber calor y activar la circulación sanguínea.

- Alivia la congestión de órganos internos, riñones, estómago, hígado, etc.

-Indicado en procesos reumáticos, artritis y artrosis: ya que realiza una acción regenerante, estimula el funcionamiento de los tejidos profundos y ayuda a eliminar el ácido úrico.

-Exfoliante: elimina las células y los tejidos deteriorados y estimula la regeneración celular.

-En casos de estrés y agotamiento, ya que también tiene efectos relajantes en nuestro cuerpo.

FORMAS DE UTILIZACIÓN

Los fangos se pueden aplicar de varias formas: sólos o combinados con aceites esenciales e extractos de plantas medicinales que potencian sus efectos.

- Baños de inmersión: se realizan en piscinas llenas de barros fríos o calientes.
- En frío: se aplica directamente sobre la zona a tratar, y una vez seco se retira.
- Compresas: se untan con agua arcillosa y se aplican sobre la zona a tratar.
- Cataplasmas: se aplica sobre la zona afectada y se cubre con un lienzo o una tela de algodón. Si son calientes, además se coloca una manta para mantener el calor más tiempo.

CLASES DISTINTAS DE FANGOS

No existe un soóo tipo de barro o fango, sino que en la naturaleza encontramos diversas clases con sus indicaciones específicas cada una de ellas. Los fangos pueden ser naturales, aquellos que se encuentran en la naturaleza sin ninguna modificación o enriquecimiento, o bien artificiales, que se enriquecen mediante procedimientos especiales. Las arcillas más utilizadas para tratamientos terapéuticos y estéticos son las enriquecidas con sílice, ya que absorben el agua con facilidad y son más plásticas.

Existen varios tipos de barros, fangos o lodos en función de su procedencia.
-El fango marino contiene sales arrastradas por las aguas y depositadas en zonas donde el oleaje es suave, pero con acción de mareas. Este fango es muy rico, pues también lleva algas microscópicas con propiedades nutritivas y limpiadoras. Tiene mayor capacidad de absorción de agua lo que le da más plasticidad y por lo tanto resulta más fácil de aplicar en forma de emplastos.

-Los fangos volcánicos, conocidos por su característico color verde, están formados por lava volcánica mezclada con agua termal. Favorecen la regeneración de la epidermis nutriéndola y aportándola todos los oligoelementos necesarios. -Los limos están compuestos de agua de mar o dulce y lodos del fondo de lagos y lagunas.

-
El fango de ocre es un lodo natural extraído de los depósitos de aguas ferruginosas, lo que le proporciona el color ocre característico. Es muy utilizado en casos de problemas de las articulaciones y fracturas.

-El fango termal está compuesto por arcillas y agua termal de distinta composición. Se utiliza mucho en estética ya que resulta muy eficaz en la lucha contra las arrugas, pues proporciona magnesio, cobre y zinc (productores de colágeno y elastina) y silicio. Retrasa el envejecimiento de las células, actúa contra la celulitis, la flacidez y las estrías.

-Las turbas tienen un alto contenido en minerales debido al lento proceso de transformación de los organismos vegetales que las componen.

Autor:    Saber Alternativo
Año 4 / Número 17
Pág. 12
  DESTACAMOS:
·· Movimiento, respiración y consciencia
·· Una menopausia tranquila
·· Un gran antioxidante, la vitamina C
·· Tapping. La solución de sus conflictos
·· Dejar de vivir con miedos y fobias


volver >
SABER ALTERNATIVO, C.B.   |   info@saberalternativo.es Aviso legal   |   Créditos
Quiénes somosProductosConsejo de asesoresColaboradoresCursosGuíaSuscríbetePublicidadContactoRecomendar a un amigo